UNA GRAN VOZ Y UNA GRAN FORTALEZA

#MarBernal

Aunque sea “de lejos” has tenido alguna vez que escuchar esta canción:

O quizás eras mas de esta:

Anastacia ha sido una de las grandes DIVAS de este siglo llegando a acumular la grandísima cantidad de 38 premios en menos de 10 años por “mejor voz”, “mejor artista del año” , “mejor artista internacional femenina” etc etc. La cantidad de reconocimiento en el ámbito musical y fuera del mismo es casi infinito por parte de esta vocalista y autora. La recordamos especialmente entre los años 1999-2009 cuando lanzó sus trabajos que la sitúan en el podio donde se encuentra. Superando en fama a cualquiera de las artistas actuales y siempre pudiendo estar orgullosa de no necesitar “retoques de voz” cuando en esas fechas se situó el efecto del autotune como una moda que usaron muchos otros muy conocidos.

¿Menuda forma de comenzar el artículo no?. Os preguntareis ¿qué pasa?, hoy se está celebrando en redes que la artista ha cumplido 50 años, pero claro, no le hemos concedido un rato de nuestro tiempo a escribirle por eso, pero es una buena excusa ¿no?. El motivo principal no solo se limita a la cantidad de premios y reconocimiento, sino también a la lucha continua contra 2 cáncer de mama que ha padecido llevándola a someterse a una doble mastectomía y siendo valorada no solo por su gran voz, sino también por su gran fortaleza.

Me hicieron una biopsia y el médico me dijo: «Es maligno». Todo el mundo se detiene en ese momento y piensas: Vaya, ¿tengo cáncer? Voy a morir. Nadie en mi familia lo había tenido, no lo entendía. Recuerdo que tomé conciencia de que podía morirme pronto, tenía mucho miedo y me preparé para morir, para perder mi cabello, lo tenía todo planeado. Cuando me enteré de que todo eso no iba a suceder comencé a llorar; no por mí, sino por todas las mujeres que cada día no reciben la misma noticia

Anastacia Lyn Newkirk

Por esta razón y más, debíamos y queríamos dedicar un rato de nuestro tiempo a escribir sobre esta gran vocalista. Este tipo de noticias al mismo tiempo que te ponen los pelos de punta son reconfortantes, porque aún viendo la gravedad de la situación ves como se puede salir adelante.