20 de junio se celebra el Día Mundial del Wi-Fi

En Europa, el 85% de la población ya utiliza Internet, principalmente a través del Wi-Fi de sus propias casas. Pero, ¿cuál es la calidad de una red doméstica en las casas de la gente? Sabemos que no siempre es la ideal y, por este motivo, devolo ofrece cinco consejos que te ayudarán a mejorar tu Wi-Fi:

  • Comprobación rápida del Wi-Fi: un primer paso es hacer un breve análisis de tu situación para darte cuenta de la calidad de tu Wi-Fi. Para ayudarte, existen útiles herramientas de análisis como el “Ekahau HeatMapper”, que te permite crear un plano de planta de tu casa para poder medir posteriormente el nivel de cobertura Wi-Fi.
  • Posiciona el router de manera correcta: un Wi-Fi lento se debe principalmente a un problema de alcance, ya que en muchas casas el router está situado en un rincón, detrás de una maceta de flores o, peor todavía, en un sótano. Lo ideal es colocarlo en una posición central y un poco elevada como, por ejemplo, encima de una mesa o de un armario en medio de la casa.
  • ¿El router es demasiado antiguo?: si tienes que reemplazar tu router antiguo, el nuevo modelo debería soportar el nuevo estándar Wi-Fi 5 (Wi-Fi ac), que es considerablemente más rápido que el Wi-Fi 4 (Wi-Fi n). La banda 2,4 GHz, está extremadamente sobrecargada en muchas áreas, por lo que tu Wi-Fi recuperará la velocidad cambiándose a la banda de 5 GHz.
  • Repetidores WiFi para cortas distancias: los obstáculos como las largas distancias, las paredes o los techos de hormigón actúan como un freno sobre la señal Wi-Fi. El uso de un repetidor Wi-Fi es útil para las distancias más cortas, pero no es adecuado para grandes viviendas porque los repetidores también usan la red Wi-Fi para la transmisión de datos entre ellos.
  • Para un largo alcance – Internet desde el enchufe: los adaptadores Powerline son la solución definitiva para el Wi-Fi perfecto. Estos adaptadores enchufados en cualquier toma de corriente crean un punto de acceso rápido a Internet con el 100% de velocidad, por lo que las paredes y los techos de hormigón dejan de ser un obstáculo. Los modelos actuales, como el devolo Magic 2 WiFi, combinan lo mejor de la tecnología Wi-Fi mesh con la tecnología Powerline más veloz.